whatsapp-image-2016-10-14-at-11-46-01-am

Siempre me ha gustado leer blogs acerca de métodos para estudiar y mantenerse organizado, la verdad es que si algo me ha costado, es realizar un plan de estudio porque la procrastinación termina apoderándose de mi y termino viendo pinterest por “cinco minutos mas”, cuando es literalmente una adicción. Así que un día, noté que mis calificaciones iban en declive ya que estudiaba cada vez menos y supe que debía hacer algo al respecto.

Probé mil métodos e imprimí miles de calendarios para mi binder, pero no terminaba de identificarme con ninguno y a las semanas recurría a cambiar los métodos, así que decidí conocerme a mi misma, y crear mi propia organización que se ajuste a mis necesidades y soporte mi constante “pereza”.

Lo primero que hice fue imprimir un calendario y tenerlo visible. Lo archivé en la primera página de mi binder y así podría verlo cada vez que lo abriera, ahí registro todas las evaluaciones, días libres y conferencias que debía atender, y en la siguiente pagina, una sección en la cual marcara todo lo que terminara. Creo que lo que mas me gusta es sentirme satisfecha al marcar esas casillas.

Segundo, descargar una aplicación de notas. Por mucho tiempo utilicé Evernote; es simple, compacta y se sincroniza rápido con todos mis dispositivos, pero la edición es muy básica y quería avanzar en el juego y tener notas mas dinámicas y coloridas. Así que investigué un poco y descubrí OneNote, aunque no sincronice tan rápido sigue siendo para mi una maravilla, al principio me costó adaptarme a su diseño, pero me gustaba la idea de poder dibujar sobre mis notas en mi tabla, así que poco a poco me volví adicta a OneNote al descubrir su versatilidad.

Ahora anoto TODAS mis clases al llegar a casa (sí, las paso de mi binder a la aplicación), y me he dado cuenta que hacer esto, aunque consuma mucho tiempo, ayuda muchísimo a la retención de lo visto en clases, inclusive matemáticas. Entre mas pronto lo haga mejor, y el hecho de agregar color y distintas secciones a mis notas, hace que mi mente organice la información fácilmente y a su vez me divierto. No importa cómo, dónde o cuándo, lo importante es que ANOTES.

Tercero, aprendí a hacer símbolos y llevar una libreta a todos lados. Al leer un libro, escuchar una palabra desconocida o al no entender muy bien algún concepto en clase, lo anoto en mi libretita y pongo un símbolo al lado para clasificar el tipo de información. Sea una estrella para curiosidades, un asterisco para vocabulario, un circulo para cosas que debo hacer luego y todo aquello que quiero investigar después, lo anoto. Esto me ha ayudado a ampliar mi vocabulario y que no se me escape nada. Además esas ganas de siempre aprender mas, es algo que no se aprende en ningún otro lado, tiene que nacer dentro de ti y eso hará mas fácil el proceso.

Por ultimo, LEER. Saber la importancia de cada clase, de cada materia es fundamental. No estudio por estudiar sino que el hecho de tener conciencia de que todo te servirá para el mejor desempeño profesional, recordar que amo mi carrera y poner ese amor en cada clase, efectivamente funciona. Leer antes de las clases sobre el contenido es algo que siempre pasé por alto y cómo me arrepiento de no haberlo intentado antes. Esto ayuda a participar en clases y así aprender cada vez mas. He notado que los profesores aunque no tengan preferencias ni esté en el plan de evaluación, tienden a calificar la intervención en clase y aquellos estudiantes que lo hacen cultivan una amistad con los profesores.

En mi recorrido universitario, he probado de todo y creo que estas cuatro cosas han sido las que mas me han ayudado a mejorar mis notas, mi tiempo y mi vida. Espero que a alguien pueda ayudar.

Anuncios